logo

Temás de interés para el consumidor >> Seguros

 

Introducción

La contratación de un seguro supone uno de los actos más comunes de contratación que hoy día se pueden realizar. Todos en mayor o menor medida, tenemos contratado uno o varios seguros de distinta naturaleza. El contrato de seguro es aquel por el cual la entidad aseguradora, a cambio de percibir una cantidad de dinero, se compromete a indemnizar al asegurado de acuerdo con lo pactado en el contrato si se produce el hecho cuyo riesgo se asegura.

Partes que intervienen

  • Asegurador: Es la entidad que se obliga a indemnizar en caso de siniestro al asegurado cuando se produce el daño previsto en el contrato.

  • Tomador: Persona que se obliga a pagar la prima y a contestar el cuestionario al que le somete el asegurador; puede o no coincidir con el asegurado. Salvo en casos específicos no tiene derechos, ya que éstos corresponden al asegurado.

  • Asegurado: Es el titular del interés que se contrata y quien recibe la indemnización o la prestación acordada en el contrato en caso de siniestro. Si es persona distinta al tomador, el asegurador no puede negarse a que el asegurado cumpla con las obligaciones del mismo. Por el contrario, quien únicamente es tomador no recibe nunca la indemnización.

  • Beneficiario: Persona que recibe la indemnización. Este término es el normalmente utilizado en los seguros de vida.

  • Agente de seguros: Persona que dependen de la compañía aseguradora, promociona sus productos y da asistencia. Cualquier trámite realizado ante él es como si se hubiera hecho ante la misma compañía.

  • Corredor de seguros: Es aquella persona física o jurídica que actúa de intermediario entre la aseguradora y el consumidor, pero que no tiene ninguna vinculación contractual con la compañía.

El corredor debe ofrecer un asesoramiento imparcial y asesorar al consumidor de la mejor oferta de acuerdo con los riesgos que quiera cubrir.
En el caso de los corredores, a diferencia de los agentes, los pagos que se realicen no se entienden por abonados a la compañía hasta que no se disponga del recibo expedido por ella.

Elementos

  • Prima: Cantidad a pagar a la aseguradora para cubrir el riesgo; salvo que las partes convengan otra cosa la póliza no entrará en vigor si no se paga. Cuando llega el vencimiento, el asegurado dispone de un mes para abonarla sin que finalice la cobertura.

  • Suma asegurada: Cantidad consignada en la póliza y que sirve como referencia para el cálculo de la prima y como límite máximo a indemnizar.

En los seguros de daños existen ciertos términos específicos que hay que tener en cuenta para contratar:

  • Seguro pleno: Es aquel que cubre totalmente el valor del interés asegurado. Es la situación ideal dentro de un seguro.

  • Infraseguro: Es aquel en el que la suma asegurada es inferior al valor real del interés asegurado. Es importante tenerlo en cuenta ya que de producirse un siniestro se aplicará la regla proporcional, es decir, se disminuirá proporcionalmente la indemnización en la medida que faltara hasta llegar a la situación de seguro pleno.

  • Sobreseguro: Situación en la cual se ha asegurado por más valor del real. Es una situación peligrosa para el asegurado que en todo caso pagará más prima y en cambio, en caso de siniestro, sólo recibirá la indemnización por el valor de lo efectivamente siniestrado.

  • Franquicia: Parte inicial que siempre paga el asegurado en un siniestro. Tiene como ventaja que abarata la póliza y como desventaja es que el asegurado debe pagar una parte del siniestro.

  • Valor de nuevo: Es el importe que se debe pagar a consecuencia de un siniestro para reponer un objeto nuevo similar al siniestrado.

  • Valor final: Es el valor que tiene el objeto usado puesto a la venta en el mercado.


El contrato de seguro

El contrato de seguro es aquel por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura, a indemnizar el daño producido al asegurado, a pagarle una cantidad, una renta o a satisfacer otro tipo de prestaciones.

Antes del contrato puede realizarse una proposición de seguro por parte del asegurador. La propuesta tiene una validez mínima de 15 días, excepto si se trata de un seguro obligatorio de uso y circulación de vehículos de motor. En este caso la validez mínima es de 20 días.

El titular de un seguro debe pagar una prima, anualmente o con la periodicidad pactada en la póliza. La póliza es un contrato de adhesión por lo que sus cláusulas deben estar redactadas de forma clara y precisa. En el caso de que esto no sea así, la interpretación se hará en el sentido más favorable al asegurado.

La duración de la póliza debe estar indicada en las condiciones particulares de la misma póliza, la cual no podrá fijar un plazo superior a los 10 años. Se puede contratar anualmente y establecer que se prorrogue automáticamente cada año. Las partes pueden oponerse a esta prórroga mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de 2 meses de antelación a la fecha de vencimiento.

En el caso de pérdida de la póliza se puede solicitar un duplicado a la compañía aseguradora.

La póliza

La póliza debe contener los siguientes datos:

  • Condiciones generales: Cláusulas del contrato que han sido redactadas e impuestas por la entidad aseguradora y son comunes a todas las pólizas del mismo tipo de seguro que ofrece una entidad aseguradora (vehículos, vivienda, comunidades, sanitario,…).

  • Condiciones particulares: Identifican el seguro:

    • Nombre y apellidos o denominación social de las partes contratantes y su domicilio, así como la designación del asegurado y beneficiario, en su caso.
    • El concepto en el cual se asegura.
    • Naturaleza del riesgo cubierto.
    • Designación de los objetos asegurados y de su situación.
    • Suma asegurada o alcance de la cobertura.
    • Importe de la prima, recargos e impuestos.
    • Vencimiento de las primas, lugar y forma de pago.
    • Duración del contrato, con expresión del día y hora en que comienzan y terminan sus efectos.
    • Nombre del agente o agentes, en su caso.

  • Condiciones especiales: menciones de carácter especial que pueden variar alguna cláusula general.

  • Suplemento: documento emitido de común acuerdo entre el tomador y la compañía que provoca una modificación en la póliza.

Deberes del tomador o asegurado

  • Pagar la prima en las condiciones estipuladas en la póliza. Si se han pactado primas periódicas, la primera de ellas será exigible una vez firmado el contrato.

  • Si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, o la prima única no lo ha sido a su vencimiento, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza. En caso de falta de pago de una de las primas siguientes, la cobertura del asegurador queda suspendida un mes después del día de su vencimiento.

  • El tomador del seguro, el asegurado o el beneficiario deberán comunicar al asegurador el siniestro dentro del plazo de 7 días a partir del momento en que se haya tenido conocimiento del mismo, siempre que la póliza no establezca un plazo superior. En caso de incumplimiento, el asegurador podrá reclamar los daños y perjuicios causados por la falta de declaración.
  • El tomador del seguro a el asegurado deberá, además, dar al asegurador toda clase de informaciones sobre las circunstancias y consecuencias del siniestro.

  • El asegurado o el tomador del seguro deberán emplear los medios a su alcance para aminorar las consecuencias del siniestro. El incumplimiento de este deber dará derecho al asegurador a reducir su prestación en la proporción oportuna.

Deberes del asegurador

  • Informar al tomador del seguro sobre el contrato y entregarle toda la documentación.

  • El asegurador está obligado a satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer la existencia del siniestro y, en su caso, el importe de los daños que resulten del mismo. En cualquier supuesto, el asegurador deberá efectuar, dentro de los 40 días, a partir de la recepción de la declaración del siniestro, el pago del importe mínimo de lo que el asegurador pueda deber, según las circunstancias por él conocidas.

  • No incluir en la póliza cláusulas abusivas ni lesivas para el asegurado.

  • Destacar de manera especial las cláusulas limitativas del derecho del asegurado y hacerlas aceptar expresamente por escrito.

  • Informar sobre la legislación aplicable al contrato y a las reclamaciones futuras.

Clases de seguros

Existen muchos tipos de seguros, según el objeto que se asegure: el hogar, el automóvil, la asistencia sanitaria, de vida, des especial valor del equipaje en transporte aéreos, etc.y se denominan ramas.
Es conveniente comparar todos los detalles de los seguros complementarios y procurar no duplicar indemnizaciones y prestaciones.

La distinción más importante que se puede hacer sobre lo seguros es entre obligatorios y no obligatorios.
Ciertas actividades exigen la contratación de un seguro (caza, conducir vehículos automóviles…) son los denominados seguros obligatorios. Estos seguros tienen carácter legal. El resto de actividades no precisan de un seguro, por lo tanto, la opción de contratarlo es del consumidor, son los seguros no obligatorios.

  • Seguros de personas

    • Seguro de vida

    • Seguro de accidentes

    • Seguro de enfermedad y asistencia sanitaria

  • Seguro contra daños

    • Seguro obligatorio de vehículos automóviles La ley obliga a disponer de este tipo de seguro por la responsabilidad que se derive de los daños que pueda ocasionar el vehículo a las personas y a los bienes. Este seguro es 'a terceros', ya que el conductor del vehículo no recibirá ninguna indemnización aunque sufra daños, ni se pagarán los daños del vehículo que causa el accidente, ni queda asegurado el robo del vehículo.
      En el seguro obligatorio de vehículos, el propietario del vehículo o tomador del seguro puede solicitar a su compañía aseguradora un certificado con el historial de siniestros relativo a los dos últimos períodos. Puede ser requerido al cambiar de compañía.
      Es importante conocer el baremo que tiene la compañía para subir o bajar la prima dependiendo de los accidentes que tengan lugar en el año.
      Corresponde al Consorcio de Compensación de Seguros (Entidad de derecho público adscrita al Ministerio de Hacienda) a indemnizar en determinados casos en los que el vehículo causante sea desconocido, robado, no esté asegurado o en el supuesto de que la compañía de seguros se haya declarado insolvente.
    • Seguro del hogar

    • Seguro de lucro cesante

    • Seguro de caución

    • Seguro de crédito

Reclamaciones

  • Presentar la reclamación por escrito o por vía electrónica ante el Servicio de Atención al Cliente o, en su caso, ante el Defensor del Cliente (su figura es voluntaria).

  • Si cualquiera de los anteriores no dan la razón al reclamante, no contestan o no admiten la reclamación en el plazo de 2 meses desde que fue presentada, se puede dirigir al Comisionado para la Defensa del Asegurado y del Partícipe en Planes de Pensiones adscrito a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

La reclamación o queja deberá contener:

  • Los datos identificativos del reclamante

  • La perfecta identificación de la entidad reclamada

  • Expresar con claridad el motivo, haciendo constar claramente que no se encuentra pendiente de resolución o litigio ante órganos administrativos, arbitrales o judiciales. En ningún caso, podrá alegarse motivo distinto del aducido en la reclamación previa ante el departamento o servicio de atención al cliente, o en su caso, defensor del cliente, salvo que se refiera a hechos relacionados que se hubieran producido con posterioridad.

  • Acreditar que ha transcurrido el plazo de 2 meses desde la fecha de presentación de la reclamación ante los organismos citados sin que se haya sido resuelta, denegada o desestimada la petición.

  • Lugar, fecha y firma

Este organismo debe resolver en el plazo de 4 meses desde el momento de presentar la reclamación o queja. Sus resoluciones no son vinculantes, aunque las mismas son muy tenidas en cuenta si el afectado decide acudir a la via judicial.

Consejos

  • Antes de firmar, léase el contrato.

  • Guarde toda documentación del seguro , contrato, recibos, etc.

  • Si se plantea contratar un plan de pensiones, debe estar convencido de continuar hasta el final, sino perderá dinero.

  • No acumule seguros de vivienda, hogar, robo, incendio. Observe bien que quiere cubrir y procure no tener dos seguros para lo mismo.

  • Si decide cancelar el seguro, comuníquelo por escrito a la compañía con dos meses de antelación.

  • Entérese de bonificaciones que le corresponden por no tener siniestros.

  • Lea detenidamente el listado de exclusiones de su seguro, para conocer exactamente el alcance de la cobertura.

  • En los seguros de vida y de jubilación, consulte la tabla de valores de rescate para el caso de cancelar la póliza.

© 2021 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías