logo

Actualidad Noticias

Cómo ahorrar agua en casa

 

El ahorro de agua ayuda a respetar el medio ambiente. Descubre cómo puede actuar para ahorrar agua en su propia casa, reducir su huella ecológica y mejorar la gestión para conseguir un ahorro en su factura.

Gastar menos agua en el hogar está en tus manos

No hay ninguna duda de que el agua es un bien muy preciado. Comparado con el coste de otros suministros, la factura no es tan gravosa. Con todo, conseguir racionalizar el consumo de agua es bueno para ti… y para tu entorno. Ahorrar agua en el hogar es posible.

Cómo ahorrar agua del grifo

La primera medida para gastar menos agua es cerrar el grifo: no lo mantengas abierto mientras te laves los dientes, te enjabones o te afeites.

Además, no todos los grifos son iguales: algunos son más eficientes. Comprueba si el tuyo es un grifo eficiente dejándolo correr el grifo medio minuto y midiendo el agua recogida: si es más de 4 litros, el grifo es derrochador. La solución en ese caso pasa por sustituir la grifería por otra más moderna y eficiente.

Si cambiar de grifo no es una opción, la alternativa es recurrir a alguno de los dispositivos de ahorro de agua del grifo.

  • Limitadores de caudal. Reducen el caudal  mediante estrangulamiento o incorporación de filtros, permitiendo ahorrar hasta un 50% de agua. Algunos modelos se colocan sin necesidad de desmontar el grifo y otros que tienen el mecanismo en un cartucho, que obliga a intervenir a un profesional. Algunas marcas tienen también mangos de ducha con el dispositivo ahorrador ya incorporado. En el caso de las duchas existen cabezales con reducción del área de difusión. 
  • Aireadores o perlizadores. Estos dispositivos mezclan aire con el agua, incluso si la presión es baja. Las gotas de agua salen en forma de perlas y dan la sensación de que el chorro es abundante. Esta medida suele ir acompañada de un aumento de la presión de salida y un aumento del tamaño de la gota (gota perlizada). Asegúrate de que la rosca coincide con la del grifo y, en el caso de la ducha, existen cabezales de mezcla con aire.
  • Interruptores de caudal. Ya sea mediante detector de presencia (solo se encienden si están las manos debajo) o mediante un temporizador, estos dispositivos cortan el agua automáticamente, evitando que se malgaste agua.
  • Limitadores de recorrido. Lo habitual en los grifos monomando es que se abra siempre del todo, permitiendo la salida del máximo caudal aun cuando no es necesario. Por eso algunos cuentan con estos dispositivos, que permiten gastar menos.

Ahorrar agua al usar el inodoro

El inodoro también supone uno de los mayores gastos de agua en casa.

Los modelos más eficientes cuentan con cisterna de doble pulsador, que descarga 3 litros para aguas menores y 6 litros para aguas mayores. Lo ideal es contar con una de estas cisternas. Pero si tu inodoro es de los antiguos y cambiarlo no es una opción, hay otras formas de ahorrar agua en el uso de la cisterna.

Instalar un dispositivo ahorrador. En muchas cisternas antiguas, es posible cambiar el dispositivo interno (conocido como universal) manteniendo la carcasa cerámica, por un dispositivo ahorrador, con doble pulsador.

Colocar un limitador de descarga. Otra opción consiste en colocar un limitador de descarga en el tubo del rebosadero o sobre la válvula del descargador del inodoro: al tirar de la cisterna de forma normal se produce una descarga de unos 3 litros, y si se mantiene el tirador sujeto durante 3 o 4 segundos, se vacía por completo.

8 buenos hábitos para ahorrar agua

  1. No todo es instalar dispositivos eficientes, hay muchas otras cosas que puedes hacer, pequeños gestos que conseguirán que ahorres agua:
  2. Dúchate en vez de bañarte. Llenar la bañera precisa al menos 200 litros, mientras que una ducha de cinco minutos gasta la cuarta parte.
  3. Nunca uses el inodoro como papelera. Y desde luego, no eches al WC desechos como las toallitas no degradables.
  4. Apuesta por la eficiencia en tus electrodomésticos. Antes de elegir una lavadora y lavavajillas, mira su etiqueta energética, verás que no solo se tiene en cuenta el consumo de electricidad,  sino también el consumo de agua. Y, por supuesto, haz un uso responsable, espera a que estén llenos para ponerlos.
  5. Utiliza los electrodomésticos. Se gasta mucha menos agua cuando se utiliza un electrodoméstico que lavando a mano:
  6. Lavar la vajilla a mano dos veces al día oscila entre los 120 litros si se hace a mano con el grifo abierto, o 60 litros  si se utiliza la pila llena de agua.
  7. Poner el lavavajillas una vez al día consume 25 litros de agua.
  8. Mantente alerta para evitar posibles fugas: un grifo que gotea, la cisterna que no se para... a la larga supone un gasto importante.

Reutiliza el agua en la medida de lo posible. Por ejemplo, puedes usar el agua del baño de tus hijos para fregar el suelo, o recoge el agua que cae mientras esperas a que se caliente y utilízala para fregar, regar las plantas...

Cocinar al vapor (o con microondas), no solo es más sano, sino que también gasta menos. 

Si tienes jardín, planta vegetación autóctona e instala un sistema de riego automatizado por goteo, es la manera de lograr un mayor ahorro de agua.

Consulta la noticia original AQUI

© 2020 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías